EL TEMPLO DE DEBOD

Completamos la visita a la Plaza de España con un recorrido por el Templo de Debod, que está situado en lo que fue el Cuartel de la Montaña,  que se hizo famoso por la rebelión del General Fanjúl en 1936, rebelión que dio como resultado el bombardeo y destrucción del citado cuartel que permaneció en ruinas hasta que fue cedido al Ayuntamiento de Madrid.
El Alcalde Arias Navarro inauguró el Parque en recuerdo a los hombres que murieron él y a su entrada se instaló un monumento realizado por Joaquín Vaquero Turcios, este representa un hombre mutilado en medio de un paredón de sacos terreros.
Al mismo tiempo se inauguró el Templo de Debod que fue traído piedra a piedra desde Nubia (al sur de Egipto), regalo del gobierno de Egipto al pueblo español por nuestra contribución a la salvación de Templos como este y el famoso Abu-Simbel entre otros, que con la construcción de la Presa de Asuán iban a ser anegados.
Fue mandado construir a comienzos del siglo II antes de Cristo por el faraón Adijalamani, es una obra arquitectónica original y única en España, en la planta inferior se visitan varias capillas, una de ellas ricamente enriquecida con bajorrelieves, se cree que originariamente estaban policromados pero el paso del tiempo ha terminado con el color,al fondo se encuentra la capilla donde se guarda al dios y que recibía diariamente la primera luz del sol, está orientado como en su emplazamiento original y rodeado de un somero estanque que quiere recordar las aguas del Nilo.

En la planta superior hay una maqueta del rió con los emplazamientos de los templos y se pueden contemplar audiovisuales y algunas piezas que por su deterioro han sido sustituidas por otras semejantes ya que todas las piedras no son las originales.
En la maqueta de lo que pudo ser el Templo originariamente se observa que había tres pilonos antes de llegar a la nave principal y estaba rodeado por un muro que podía ser de adobe.
Si estuvo mas de 2.000 años en Egipto esperemos que el clima de Madrid le permita resistir otro tanto, ya se está estudiando la forma de protegerlo………..
La visita es gratuita y tanto los folletos como los audiovisuales y los carteles están muy claritos así que si alguien no lo conoce que se anime.
El tiempo parecía que nos  permitía seguir paseando y  decidimos ir a ver la Rosaleda del Parque del Oeste que en el Mes de Mayo celebra anualmente su  Concurso Internacional  de Rosas y está DIVINA.
Este jardín es de finales del siglo XIX, creado como elemento de salud pública en una parcela que quedaba fuera del plan del Marqués de Salamanca, a la manera inglesa, paisajista, con setos altos que invitan a caminar, que la naturaleza tenga aspecto natural, con caminos curvos, que no se vea el final, que no sepamos lo que hay al final de cada curva……, las rosas están distribuidas en parterres y en pérgolas y además tiene una bonita fuente instalada en los años 60.


Antes de llegar nos paramos ante el monumento a Isabel de Borbón “la Chata”, hija de Isabel II y hermana de Alfonso XII, muy popular entre los madrileños de su época, aficionada a los toros, acudía a la plaza, cuando esta estaba situada por Goya, con lo que tenía que atravesar todo Madrid ya que vivía justo en la calle que queda frente al monumento, este es muy pomposo, neobarroco realizado en granito y piedra blanca de Colmenar.

Y ya después de admirar las flores nos encaminamos a la estación de Principe Pio para tomar el metro y cada mochuelo a su olivo, que las ganas de comer aprietan y los pies, ni te cuento.

Deja un comentario