ESPAÑA EN EL MEDITERRANEO

Por estas fechas   , la Biblioteca Nacional alberga una exposición dedicada a dar a conocer la presencia de España en el Mediterráneo en el periodo comprendido entre finales del siglo XV y principios del XVIII.

Debería tener una memoria portentosa para poder transcribir tantos datos como me han facilitado, y claro, si apunto me pierdo alguna explicación, y si no tomo apuntes lo olvido todo, cosas de la edad……….

La cosa es más o menos así, al morir Fernando el Católico dejó a sus hijos bien casados politicamente, y uno de sus descendientes, Carlos I de España y V de Alemánia se encontró con la corona de Aragón y las dos Castillas lo que situaba su reino en el centro de las rutas del Atlántico y del Mediterráneo.

Al ser poco felices nuestras relaciones con Francia e Inglaterra lo más propio era trazar unas rutas que unieran nuestro litoral con el italiano, para ir al Norte de Europa desde Génova y el puerto de Barcelona era el enlace más importante, ahora bien,  las costas de Barcelona no tienen mucho calado por lo que se hizo necesario hacer uso de los puertos de Palamós y Rosas, esta fué una época de gran esplendor para Barcelona como se puede apreciar en las  atarazanas góticas en las que se construian las galeras que era el barco que se utilizaba en el Mediterráneo, tambien se construyó la Lonja y la Catedral de Santa Mª del Mar entre otros.

Fueron siglos los que duró la presencia de los españoles por esos mundos y eso también se deja notar en las construcciones ya que edificaron palacios, lonjas de estilo gótico-aragonés, plateresco o barroco, según la época.

Pero entonces Génova fué atacada por los franceses lo cual hizo necesario no depender exclusivamente de ese puerto y se habilitaron otros como el de Messina, Nápoles, etc…

Protagonistas importantes fueron los ingenieros y arquitectos, que levantaron planos de las ciudades,  los puertos, los caminos y de todas las comunicaciones tanto terrestres como fluviales, fortificaciones, defensas de frontera……..

En esta exposición hemos podido contemplar una buena muestra de instrumentos utilizados por estos técnicos; compases, astrolabios etc, así como planos, libros manuscritos, maquetas de barcos y ciudades, una escribanía de taracea con marfíl, un trozo de puerta con proyectil incluido…..y gran cantidad de mapas de ciudades y de puertos, los cartógrafos adquirieron gran importancia y proliferó la confección de atlas y todo tipo de mapas.

Tambien hay muchos cuadros de las ciudades del Mediterráneo según eran en aquellos tiempos (Cartagena, Nápoles, Messina) pintados unos con más mérito que otros, pero siempre fieles a reproducir la realidad del momento en que vivían, y retratos de personajes influyentes que vivieron esos tiempos de esplendor .

Carlos V mandó revisar las fortificaciones de frontera tanto de Levante y Andalucía como de las Islas Baleares, mandando construir fortalezas, murallas, torres de frontera y todo cuanto fuera menester paara defender los puertos de los ataques del enemigo creando una extensa red de defensa, pues estas fueron especialmente atacadas por los berberiscos, además estas torres estaban dotadas de señalización por lo que tambien eran importantes para el comercio, la cuestión es que se invirtió tanto en defensas que se olvidaron de cuidar la parte ofensiva, no gastaron gran cosa en crear una armada potente y lo pagarían caro más adelante, como se pudo comprobar en las ofensivas de Argel y Tunez contra los berberiscos.

Nápoles fué llamada la joya de la corona, era  un enclave estratégico y la ciudad más poblada del mundo después de Constantinopla, durante el virreinato español se llevaron a cabo en ella, obras de saneamiento,abastecimiento de aguas y urbanísticas bastante importantes. Se creó un barrio que aún hoy se le conoce como el barrio de los españoles, trazado a escuadra y cordel, descuidaron un poco el tema portuario para no facilitar por mar el acceso a los piratas y reforzaron los caminos interiores,  esta época fue muy alabada por los escritores del siglo de oro y pintada por numerosos artistas.

En el norte de Africa (con el fin de proteger mejor el Estrecho de Gibraltar) los puertos de Ceuta, Melilla y Peñón de Velez estaban en correlación con los puertos españoles de Andalucía y Cartagena.

Esta última tenía uno de lo mejores puertos del Mediterráneo con capacidad para quinientas galeras y lo mismo que Barcelona, fué tenida en cuenta como base naval de la armada.

Deja un comentario