LA VERBENA DE LA PALOMA

El día 15 a las 7 de la tarde andaba yo por la calle del Gasómetro camino de la Puerta de Toledo para ver la Procesión de La Paloma y la magnífica exhibición de los bomberos de Madrid, a la vez que caminaba recordaba mi infancia en estos barrios cuando a las 8 de la mañana nos avisaba la sirena del “Campo el Gas” de que era la hora de bajar a por los churros,  ahora en representación de aquellos enormes depósitos del Gas queda un bonito jardín y esta torre, que le vamos a hacer “lo pasao pasao y que me quiten lo bailao”.
Ya en la Puerta de Toledo, nos quedamos a esperar el paso de la Virgen, faltaba hora y media,  pero allí estaban los bomberos organizando su exhibición , unos preparaban dos enormes grúas  desde las que realizan sus formidables acrobacias, mientras otros desde la torre del Parque colocaban cuerdas para deslizarse hasta la calle, otros preparaban las mangueras para lanzar espuma…….., y así poco a poco transcurrió el tiempo hasta que sobre las 8,30  vimos llegar a la Virgen con sus “anderos”,precedida de una gran procesión de chulapos y chulapas, Castas, Susanas y Don Hilarión y alguna que otra Goyesca en ese emocionante momento  suenan las sirenas, se para la Procesión y es cuando los bomberos homenajean a la Virgen y al pueblo de Madrid que tanto los quiere, suben y bajan repetidas veces de la grúa, boca abajo, de uno en uno, de dos en dos, otros se deslizan desde la torre y rematan lanzando espuma con un gran aplauso por parte de los espectadores, algunos no saben a que se debe que se haga esta exhibición en plena procesión y hay que andar explicándoselo, que para ellos es su Virgen como para todos los madrileños que la llamamos nuestra Patrona, aunque sea oficiosamente, porque la Patrona real es La Almudena, pero por lo que sea nuestro corazoncito es de esta Imagen que una vez rescató Isabel Tintero.

     
     

Después de pasar la Virgen intentamos tomar unos caracoles pero “que si quieres arroz Catalina” no había forma de entrar así que nos conformamos con una “limoná” y andando a las Vistillas, de camino nos detenemos en La Dalieda a informarnos bien de la hora de los Fuegos artificiales y ya de noche la Virgen ha hecho gran parte de su recorrido, esto es lo que he podido captar, por lo menos se ve el ambientillo, pasamos por delante del Seminario y llegamos a las Vistillas donde hay un grupo actuando, nos paramos un ratillo a mover el esqueleto y nos vamos a repostar unas “gallinejas con otra limoná”, nos dan entresijos pero después de lo que han tardado mejor comer y callar que hay gusa, nos tenemos que sentar a comer en los escalones del jardín por que no hay quien cace mesa, pero da lo mismo, al buen hambre no hay pan duro……..

Hay que hacer tiempo para los fuegos y decidimos atravesar el Viaducto e ir hasta La Catedral que está muy bien iluminada y bajar un poquito la Cuesta de la Vega para admirar los restos de la Muralla árabe, un fallo,  no la tienen iluminada, está allí como una ruina cualquiera y es del siglo IX, declarada monumento histórico-artístico, cero patatero para el Ayuntamiento .
Hay que volver para coger un buen sitio en el parque de la Cornisa para ver los fuegos artificiales, está haciendo fresquito pero no importa, nos sentamos en el suelo y a esperar, parece que corre un airecillo que nos va a traer para acá todos los restos, pues habrá que apechugar con lo que sea…….

….y efectivamente el airecillo nos trajo pavesas y algun que otro troza de carcasa, pero se perdona porque los fuegos estuvieron estupendos, diez minutos de petardeo rápido, sonoro y precioso.

Deja un comentario