NAVALCARNERO

Diga lo que diga quien lo diga, la M-30 es una pasada, entras en un tuuuuuuuuuuuunel…….. ( he leído que tiene 7,5 Km) en Moratalaz y sales allá por donde Cristo dio las tres voces, total en 30  minutos, en Navalcarnero y ¡Que precioso está el pueblo! ¡Que limpio! ¡Que cuidadas las fachadas!, otro lugar al que hay que volver.
Nos reunimos ante el “Ayuntamiento nuevo”, moderno con mucho  cristal, y un reloj que amén de dar las horas (dos veces al día  salen unas figuras), ha sido inaugurado recientemente, ante él hay un gran anfiteatro para celebrar algunos acontecimientos y un monumento al primer alcalde en Democracia.
Frente a esta modernidad nos encontramos con una reproducción de la  fachada de la Casa de la Cadena parece ser que el buen rey Felipe IV  viudo y talludito el hombre, tenía 44 años cuando se casó por poderes con Mariana de Austria que tenía unos 14 años, cuando esta llegó a Madrid se celebró la boda en este lugar ¿porqué aquí? pues la historia es mas o menos esta:

Navalcarnero estaba exenta de pagar tributos al rey, eso por un lado, y por otro, al pueblo o ciudad en el que se celebraba una boda real como premio se le eximía de pagar tributos al rey, así que como las arcas del rey estaban un tanto vacías, pues se dijo “si les eximo de pagar unos tributos que ya no pagan, me quedo como estoy, no pierdo nada”, pues ¡ A casarse a Navalcarnero!.

Si esto es cierto o no, yo no lo sé, a mí así me lo han contado.

También dicen que esta “Villa Real” se hallaba a media jornada de Madrid y una jornada del Escorial donde pasados dos días fueron a pernoctar…

Nos movemos hasta llegar a la plaza del Teatro, un edificio de ladrillo visto del siglo XIX, recientemente restaurado, parece ser que era un edificio abandonado y un sacerdote – amante del teatro – se reunía allí con otros paisanos a ensayar y como una cosa trae la otra, se involucró el Ayuntamiento, se restauró el edificio y ahora están haciendo una escuela de Teatro, la plaza es amplia, con arbolitos, una fuente y un monumento a LA MUSA.
Subiendo hacia la Iglesia nos acercamos a ver el monumento a los Encierros, la tradición taurina de esta localidad parte nuevamente de la boda de Felipe IV donde se lidiaron 16 toros para festejar la boda, siendo este uno de los primeros municipios que recibió el permiso real para celebrar corridas de toros.
Un poquito mas y llegamos a la Iglesia de la Asunción, Monumento histórico-artístico y Bien de interés cultural. En avanzado proceso de restauración, a la fachada principal solamente la falta que la quiten un pequeño convento anexo, para que quede exenta, es la Iglesia Parroquial desde 1520-30, en ella confluyen distintos estilos arquitectónicos, mudéjar, barroco, renacentista…. hacia 1580 derribaron el crucero porque iban a hacer una Iglesia mayor pero derribado este se les acabó el dinero, cosa muy natural, lo que les condujo a no seguir derribando la Iglesia y levantar lo que habían tirado, se puede apreciar en el interior que las nuevas columnas son mas anchas,  como para soportar mayor altura, el chapitel situado sobre la Torre de la Patrona -Ntra. Sra. de la Concepción- es del siglo XVIII, ha sido reconstruido, al antiguo se destruyó en un incendio.
Accedemos por la puerta principal y vemos una planta con tres naves y varios retablos, barrocos, renacentistas, y el camarín de la Virgen que es una auténtica joya, labrada en plata,  durante la guerra civil fue desmontado y guardado en el Museo del Prado y de allí lo llevaron a Suiza hasta que acabó la guerra, la Virgen es del siglo XVI y durante la guerra civil estuvo guardada en el Museo Arqueológico.
Después de la boda, celebrada como dije en la Casa de la Cadena, el rey acudió a dar gracias  ante la Patrona -en este camarín-, y a Navalcarnero le dio el título de Villa Real y de viaje de novios a El Escorial.

La cosa es que Mariana de Austria estaba prometida con el príncipe Baltasar Carlos – eran primos hermanos- pero su prematura muerte  truncó la boda y dejó a España sin heredero, por lo que Felipe IV tenía que buscarse otra esposa que le diese un heredero al trono y mire UD. por donde como Mariana se había quedado compuesta y sin novio pues ¡ME LA PIDO!, y ahí tienen al tío con la sobrina, en fin, que tuvieron varios hijos, algunos de los cuales murieron, el heredero al trono era Carlos II el Hechizado, con el que acabó la dinastía de los Austrias en España, porque el pobre era de natural enfermizo, sufría de fiebres, era estéril, y de escaso “vigor mental”, además como no esperaban que viviera gran cosa tampoco fue debidamente educado para gobernar…..un desastre de rey.

Después  visitamos la remodelada plaza de Segovia, que como vemos es una típica plaza manchega del siglo XVI –XVII.

 Tras admirar sus soportales y balcones, nos dirigimos al Museo del vino, situado en la Plaza de Arreo, donde hay un monumento a este señor que fue héroe de la batalla de Villalar, además de regidor de la villa es  un lugar acogedor y muy tranquilo, accedemos al Museo situado en una de tantas cuevas que horadan el pueblo, parece ser que en tiempos de guerra los vecinos comunicaron sus cuevas y se movían por ellas cuando había peligro, algunas las están habilitando como centro de Interpretación y algunas mas se utilizan como restaurantes, otras tantas son de uso particular o las han cegado con el tiempo, esta cueva es de arenisca y fue excavada hace trescientos años, en ella hay expuestos distintos  elementos que se utilizan en la elaboración del vino y su conservación, es interesante así como el edificio de ladrillo del siglo XIX.

Pasando por la Plaza del Mercado llegamos a la Casa de la Lonja,  en la que dicen que durmió Mariana de Austria su primera noche en el pueblo,  tiene un pequeño patio toledano y en ella que habitó un personaje cuyo escudo se conserva en la puerta, también su rejería es digna de mención, su ultima utilización ha sido como Lonja o tienda de estas de pueblo donde tenían de todo, aún podemos ver, la caja registradora, una prensa, las pesas y medidas los viejos estantes y restos de mercadería.

Se despide la visita que va siendo hora de comer, pero antes de separarnos nos dirigimos a ver una casa que nos han recomendado y cuya fachada está pintada   con un original trampantojo, ante ella hay una bonita fuente, es otro agradable rincón, lamentablemente hay que volver a Madrid pero nos queda bastante por ver de lo antiguo y de lo moderno, entrando  en el pueblo, desde el autobús, hemos visto un enorme parque y una moderna plaza de toros  cubierta……….. , tambien nos cuentan que hay preciosos jardines y muchas estatuas, esto sabe a poco volveré..

Deja un comentario