UN PASEO POR LA CASTELLANA

 Muchos forasteros vienen a Madrid con la intención de ver un buen partido de su equipo favorito, “no siempre lo consiguen”, pero al menos ven el Estadio Santiago Bernabeu, el Paseo de la Castellana y algo más, generalmente La Cibeles, pero Madrid no solo es una cara bonita, es mucho más …..

Justito,  justito frente al Estadio se encuentran los jardines del Mundial 82, tienen la peculiaridad de que en cada alcorque se plantó un árbol característico de cada uno de los países que llegaron a la fase final, con una inscripción con el nombre del país y su bandera y el nombre del árbol, y ahí quedan los que han resistido, estos 23 años, aunque algunos por las condiciones climáticas de esta ciudad no han aguantado tanto.

En el año 1997 tuvo lugar una remodelación del Estadio para adecuarle a las normas de evacuación y esas cosas y colocaron esa especie de silos que ocultan las escaleras y en cada ángulo las espirales de desalojo que recuerdan a la torre de Babel, cuentan que en dos minutos se puede evacuar el Estadio, eso está muy bien.

Me doy cuenta de que no estoy diciendo nada del Paseo de la Castellana, pues ahí va lo que me han contado.

Este paseo es el eje principal Norte-Sur de Madrid, históricamente es la prolongación del  paseo del Prado y sigue el curso de un arroyo, el Abroñigal alto, tenía dos fuentes o manantiales, uno estaba en Chamartín y el que nos ocupa  se hallaba situado a la altura de lo que hoy conocemos como plaza de Emilio Castelar en el que había una fuente llamada Fuente Castellana, ya en tiempos de Fernando VII se proyectó este paseo que seguía el cauce del arroyo desde Colón a Nuevos Ministerios, en 1929 el plan de extensión del Ayuntamiento mandó encauzar el arroyo y crear una calle recta, esto lo llevó a cabo el arquitecto Secundino Zuazo inspirado en la ciudad de Berlín, fue trazado como un lugar residencial con todas las manzanas iguales, semejante a  la Casa de las Flores (obra del mismo arquitecto, declarada monumento nacional en 1981) y ya en 1929 se proyectaron dos torres con una inclinación de 45º en la plaza de Castilla, que se iban a hacer en granito rosa, por supuesto no iban a ser tan altas como las que hay actualmente, del plan de Zuazo solo se edificaron los Nuevos Ministerios, el dictador Primo de Rivera respetó el plan Zuazo (túnel del ferrocarril) y en esa época se crearon grandes obras para dar empleo y riqueza…

La zona conocida como AZCA – Asociación  Zona Comercial Avda. del Generalísimo – es un centro de negocios concebido allá por 1946,  de forma que el tráfico iría soterrado y entre los edificios habría jardines y sería peatonal, esto eran las afueras de Madrid, recuerdo que cuando yo era una cría me traían a ver el Circo Americano que lo instalaban en esta zona que era aproximadamente el quinto infierno tenías que comer prontito y salir con “el bocao en la boca” para poder llegar a la función…, ya me estoy yendo de madre, pues bien en esta zona destacan:
*Torre Picasso del arquitecto Yamasaki con 157 m. de altura, inspirada en las torres Gemelas de New York, su forma es de una pilastra clásica en la que las filas de las ventanas serían las estrías y en lo alto el capitel .
*Torre Europa de Oriol e Ibarra con 121 m. de altura, es un edificio con múltiples vistas, desde cada ángulo que lo mires es diferente, los nervios que se ven desde el exterior son de hormigón y soportan el núcleo central, las plantas.

El Ministerio de Defensa sigue la tipología de los años 50-60, de granito y caliza blanca de Colmenar, edificio moderno imitando a los Nuevos Ministerios pero más lineal.

Andamos un poco hacía la Pza de Castilla y nos paramos frente al edificio CUZCO IV, obra de Mariano Gª Benito, premio Nacional de arquitectura por este proyecto que fue pensado expresamente para ese lugar, (su perspectiva es completamente diferente según la calle desde la que lo miremos), tiene placas de hormigón prefabricado, acorde con el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio situado frente a él y que es curioso ya que este último consta de un edificio en vertical y otro horizontal con la misma proporción y aspecto , como si uno estuviese de pie y el otro tumbado.

En aquellos tiempos en que los americanos fueron a la guerra de Corea, cerca de Madrid tenían una base militar y en el pueblo cercano de Torrejón de Ardoz vivían algunos militares, pero otros más pudientes alquilaron pisos en lo que se dio en llamar “La Costa Fleming” y a esta parte en concreto ya casi en la Plaza de Castilla se la conocía como COREA, los pisos no tienen ná de ná, pero es curioso recordar, frente a ellos está el INE [(Instituto Nacional de Estadística) – actualmente en obras – ] su curiosa decoración a base de cristal de colores y números es como un recordatorio de lo que se guarda en su interior, los archivos están organizados por colores y dentro de cada color por números, pero realmente el aspecto tan poco serio de lo externo contrasta con la seriedad que impone un archivo, nos cuenta el “profe” que cuando vino a visitarlo había un señor en la calle que dijo “ a gusto se habrá quedao el arquitecto”, realmente como dicen por ahí para los gustos están los colores.

Y ya está, hemos llegado a la Plaza de Castilla  proyectada por Secundino Zuazo, a la derecha se encuentra la antigua estación elevadora del Canal de Isabel II, creada para dar servicio al depósito elevado, que actualmente es un elemento singular protegido, por que aunque es relativamente nuevo, de los años 50 a 60 es emblemático de esa zona, tal vez  algún día le desbanquen las Torres KIO, pero hoy por hoy cuando se habla de la Pza de Castilla a la mente de los madrileños se nos viene el depósito , las citadas torres la verdad es que son chulas así tan inclinadas ellas, son edificios inteligentes con todo lo que eso comporta actualmente, en principio se iban a hacer en cristal y granito  rosado, pero parece ser que el granito pesaba lo suyo y se sustituyó por el aluminio.
Entre las citadas torres está el intercambiador de autobuses de reciente creación y próxima desaparición.

 
Y por último el obelisco central es de los años 70 y representa a Calvo Sotelo que era el Jefe de la oposición al gobierno de la II República cuando lo asesinaron en el 36.
No hay mucho que decir de esta plaza que hoy es así y mañana será de otra forma, porque el monumento a Calvo Sotelo volverá a cambiar de forma y estilo, el intercambiador no sé lo que harán con él porque ahora es un mogollón de atascos los que provoca, el depósito está protegido, pero no a todo el mundo le gusta y Gallardón volverá a meternos en el follón…………

Deja un comentario