ALLARIZ y VILLALPANDO

Allariz es una población cercana a Orense, iniciamos nuestra ruta en lo alto de la ciudad, nos atrae el elegante campanario que hemos visto desde lejos, pertenece a la Iglesia barroca de San Benito junto a la que se emplaza un Cruceiro, todo ello situado ante la gran explanada que llaman Campo da Barreira por su proximidad con la muralla cuyos restos fuimos a visitar, así como el barrio judío, bajando la cuesta llegamos a la Torre Castro Oxea  con su maravillosa fachada barroca y su escudo, hoy convertida en despacho de licores, eso sí, con denominación de origen.

En  la  Plaza Mayor  vemos una antigua institución de Crédito agrícola llamada A Paneira ,y algunos edificios que nos hablan de pasados tiempos de esplendor. 

 

En la misma plaza se encuentra la Iglesia  de Santiago que se conserva en perfecto estado, es románica de finales del siglo XII y nos atrae la atención la esmerada labor de la piedra en su ábside,la portada principal y su interiorde una sola nave,  seguimos bajando y entramos en un pastelería cuya especialidad es el pastel de Boi,que debe su nombre a  una de las tradiciones de este pueblo “la Fiesta del Boi” que viene de allá por el siglo XIII cuando habitaba en esta ciudad una floreciente comunidad judía, pero eso es otra historia…que pueden entender si visitan ciudad y se paran ante el monumento al “Boi” de Arturo Andrade.

Nos queda mucho por ver, el puente, el monasterio, y no se cuantas cosas mas, pero se hace tarde y nos queremos acercar unos kilómetros hacia Madrid.

 Carretera y manta llegamo

s a Villalpando con intención de descansar, pero mira por donde, no sabíamos nada de la historia de este pueblo, ni que había una concentración motera con su antorchada y su demostración de acrobacias en la plaza del pueblo, pues ya descansaremos otro día, de momento hay que disfrutar que la vida son dos días…..

Villalpando es un pueblo de Zamora de origen romano, que adquirió fueros y privilegios en el siglo XII, tenía un doble recinto amurallado y esta villa perteneció a los Templarios hasta que fué suprimida la Orden, fuera del recinto, allá por el siglo VII se asentó una de las poblaciónes judías más importantes de Castilla, ya casi anochecía cuando iniciamos la ruta entrando a la villa por la Puerta de Santiago.                                        

                                                                              Enseguida nos encontramos con una Iglesia  ruinosa en la que se levanta orgullosamente una espadaña, seguimos hacia la Plaza Nueva en la que se haya situada otra Iglesia recientemente restaurada es de estilo mudejar muy bien trabajada, siguiendo camino hacia la Plaza Mayor vemos una Torre campanario y al llegar a la Plaza Mayor, el despiporre  allí están los moteros con su colorido y su jarana, ademas es tarde, mejor lo dejamos…..el pueblo seguirá allí otros tantos siglos, volveremos.

 

    

 

 

 

 

 

Deja un comentario