PICOS DE EUROPA

   Comenzamos la segunda parte de las vacaciones en la villa de Potes, cuyo casco antigüo (al cual perteneca la fotografía de la izquierda), ha sido declarado conjunto histórico-artístico conserva bastante bien su pasado medieval, con bastantes monumentos para visitar,  tiene un puente medieval, una torre en la que está situado el Ayuntamiento, y muchos otros rincones más, como pueden ser las casonas barrocas del barrio del Sol.

  Y desde allí iniciamos una ruta por los Picos de Europa hasta Fuente Dé donde subimos al teleférico para ver el panorama, pero mira por donde y después de llegar hasta allí había una niebla que ni te cuento, pero la cosa es así; ya que habiamos ido no era cosa de no subir a lo alto,  pero no se veia ni gorda, con lo cual nos bajamos en un plis plas  sin ver “ná de ná” otra vez será.

   Y volviendo sobre nuestros pasos hasta Potes,nos dirijimos hacia el paso de La Hermida para llegar a Panes donde dimos una pequeña vuelta para visitar el pueblo y seguir la ruta del Cares (pero no andando, que una no está para esos trotes) y llegando a Las Arenas de Cabrales nos fuimos a Poncebos donde accedimos a Bulnes por un teleférico subterráneo (o sea como el Metro pero cuesta arriba), visitamos los dos pueblos e hicimos la correspondiente foto al Naranco o Pico Urriella como lo llaman por allí, a la vuelta nos tomamos una fabada en Poncebos, nos mojamos los pies en el rio para refrescar del paseo y despues de comer nos encaminamos a Sotres por aquello de no irnos sin comprar algunos quesos de Cabrales para que vea la familia que nos acordamos de ellos (si quieres te los envasan al vacio para que no vayas “cantando” por ahí) y pian pianito llegamos a Cangas de Onís

 

 

 

 

 

Deja un comentario