POR LA ALCARRIA

Mi corto  pero provechoso viaje a la Alcarria se ha limitado a Pastrana y Zorita de los Canes.

Llegamos a PASTRANA sobre las 4,30  de la tarde y corría un gris de esos que cortan el cutis y la respiración,  y por aquello de que enseguida se hace de noche nos fuimos girar visita de inspección, sorprendentemente La Colegiata estaba abierta  ( había en ella unas señoras preparando el Belen) por lo que pudimos entrar y  “ver los santos” todo el tiempo que quisimos.

No nos podíamos hacer idea de las maravillas que allí se encierran, empezaré por el órgano que es así como barroco y con mucho colorido lo que me hace suponer que no hace mucho que ha sido restaurado,  el coro tambien es grandioso con una gran silleria de nogal y el retablo del altar mayor es manierista – según he leido – en el resto de las  paredes hay muchos cuadros y retablos en los que merece  la pena recrearse un buen ratito,pero mire Ud. por donde el Museo Parroquial  estaba cerrado a cal y canto y eso que era hora de visita,otra vez será….., al ver la puerta abierta nos colamos dentro sin aprenas apreciar el portón de entrada cosa que sí hicimos a la salida.

 Como la mayoría de  las Iglesias se aprecian distintas épocas en su arquitectura y en su decoración pues tiene una disposición de naves y crucero que no alcanzo a comprender, tampoco lo necesito para decir que si alguien lee esto y no lo ha visto pues que vaya , sus sentidos se lo agradeceran.

Saliendo de allí y a mano izquierda nos dirijimos al barrio judío, del que quedan en pie algunas casas y la sinagoga, todo ello se puede ver desde fuera y leer los carteles, porque parece que por dentro esta un pelín abandonado, pero quedan algunos detalles ornamentales como estos estucos que fotografié.

Seguimos subiendo hasta pasar bajo el Arco de San Francisco y ver lo que queda de la muralla, frente a ello está el Convento de San Francisco , de la construcción original, quedan los muros y la espadaña, ahora es un restaurante, y el INEM y el cuartel de la policía y algo cultural porque se oía como ensayaban los músicos.  En fín que como teniamos bastante fresquibiri decidimos combatirlo con un cafelito y bajamos hasta la emblemática fuente de los Cuatro caños que dicen es del siglo XVI y que encierra en sí unos cuantos enigmas,pues en esa misma calle hay una  pastelería en la  que te sirven una cafecito y unos pastelitos que te  quitan el frío y te dejan el body recuperado para seguir otro ratito cultivando el espiritu.

Balcon de la princesa de EboliEl Palacio Ducal se comenzó en el siglo XVI y no por cosas de la vida no se ha terminado nunca, ha tenido distintos dueños y ha pasado por épocas de esplendor y decadencia hasta quedar totalmente abandonado, ha sido totalmente restaurado con fondos Europeos según cuentan y pertenece a la Universidad de Alcalá de Henares y actualmente es la sede del Observatorio de la Sostenibilidad de España ( AHÍ ES NÁ ).

Pues eso, tiene unos artesonados que son una pasada y los azulejos toledanos aunténticos del año de la tana en la visita nos han contado distintas historias que algunas pueden ser ciertas y otras no pasan de ser leyendas, pero lo real es que allí estuvo prisionera durante unos años la princesa de Eboli, la fachada es muy austera en estilo renacentista español con apenas unos adornos en la puerta y un balcon con una reja en uno de los torrreones desde donde se asomaba la princesa la hora que la tocaba, lo que dió nombre a la plaza que hay frente a Palacio y que se llama la plaza de la hora .

Artesonados

Mosaicos

 El convento del Carmen fué fundado por Santa Teresa de Jesús para frailes Carmelitas está a 2 km. del pueblo -un buen paseo para hacerlo de día- y en su interior hay un Museo de pinturas dedicadas a la Santa y a San juan de la Cruz que fue maestro de Novicios, en la Iglesia es de destacar un Via Crucis pintado por Regino Páramo y el retablo barroco del altar mayor.

En el siglo XIX pasó a los franciscanos que lo utilizaron como seminario para los misioneros que enviaron a Fiolipinas, ampliaron y mejoraron el convento y fundaron el museo de Historia natural de Filipinas, que tiene una importante colección de aves, moluscos, mamiferos, reptiles, etc .

Y mañana contaré mi visita a Recópolis

Deja un comentario