SALAMANCA

Estaba cayendo la tarde cuando llegamos a Salamanca, rápidamente encontramos el lugar donde pasar la noche y trás tomar un bocadito nos fuimos hacia la Plaza Mayor a tomar el cafelito y la copa, que hay que entrar en calor como sea, fuimos  a un bar que estaba hasta los topes y como pudimos nos tomamos el cafelín haciendo tiempo para reunirnos todos los que queriamos “juerga”, en tanto me dí una vuelta por la Plaza, porticada, barroca, una de las mas bonitas plazas mayores de las que yo conozco, engrandecida por su magnífica iluminación, ya estaban puestos los adornos de Navidad como se puede apreciar, el edificio que ocupa el lado Norte es el Ayuntamiento, además y para remate de fiesta estaban los tunos cantando y alegrando al personal, perfecto.

A la mañana siguiente emprendimos de nuevo un paseo para ver la Ciudad, guiados por un amigo que se la conocía bastante bien, pero como ya era domingo y el puentazo, como todo lo bueno se acababa, al llegar la hora de la comida nos despedimos de los que se marchaban y las dos familias mas suertudas nos quedamos a seguir disfrutando.

Entre las cosas que vimos, y no necesariamente por este orden fueron: EL ARCHIVO GENERAL DE LA GUERRA CIVIL-LOGIA MASONICA, donde nos pusieron un audiovisual y despues pasamos a la exposición, bastante interesante por cierto e ilustrativa para los que nos criaron con la idea de que los masones eran el coco, muy cerquita está el museo de ART NOUVEAU Y ART DECO-CASA LIS que tiene unas maravillosas viddrieras.

El huerto de Calixto y Melibea tambien merece un paseito tranquilo.

En la fachada de la Universidad estuvimos buscando “la rana”, la gente la encontraba rápidamente, pero a servidora se la tuvieron que mostrar que si no, ni flores, dicen que es la Universidad mas antigua de España, algo así como del siglo XIII, pero la fachada actual es plateresca, tallada en piedra con un escudo de los Reyes Católicos y el escudo imperial de Carlos V.

El palacio de la Salina  o de Fonseca sede de la Diputación de Salamanca ,tambien gozó de nuestra admiración, bajando a un sótano te encuentras con un  pozo de sal con todo su significado a lo largo de la historia, es un edificio del siglo XVI con un bonito patio rodeado de arcos y columnas y subiendo por una escalera si miras al techo te encuentras un bonito artesonado, a mi me molan “cantida” los artesonados, hay que ver lo preciosos que eran los de Pastrana.

LAS TORRES MEDIEVALES DE LA CATEDRAL, es tambien una visita que vale la pena,se sube a un torreón donde teatralizan el terremoto aquel de Lisboa y las grietas que se formaron en la torre, el recorrido es estupendo, ya que se puede ver el retablo de la catedral vieja, distintos planos de la construcción de las torres, instrumentos musicales renacentistas, un cantoral de música gregoriana, y  se sale al exterior por el anden de la Torre Mocha desde donde se divisan unas magnificas vistas de la ciudad.

LA CASA DE LAS CONCHAS, es el monumento más representativo de la arquitectura civil de la ciudad y lo mas impresionante aparte de sus conocidad conchas es la rejería.

Tomamos un chocolatito por el centro en una chocolatería que creo que es de la casa Valor, una cosa buena, buena, buena, hacía años que no tomaba yo un chocolatito tan rico.

Y aquí se acaba la historia, cruzamos el Puente romano, embarcamos en nuestras naves y pusimos rumbo a la cruda realidad…………

Pero el año nuevo está a la vuelta de la esquina y con él nuevos viajes, nuevas aventuras, nuevas amistades, nuevas arrugas………(que es muy bonito eso de las uvas, pero con las uvas, las arrugas).

Deja un comentario