TUDELA

El BocalEl puente de Todos los Santos fue bendecido por un tiempo extraordinario y decidimos irnos a las Bardenas Reales, el punto de encuentro fue El Bocal, un encantador lugar donde nace el canal Imperial de Aragón que fue mandado construir por Carlos V, allí pudimos disfrutar de un hermoso paseo hasta la presa roble centenariocon su casa de Compuertas, y contemplamos el roble centenario que está en todo su esplendor, dicen que tiene 33 metros de alto y que fue plantado hace mas de 500 años, muy próximo a él se encuentra un Palacio y la capilla, rodeados de jardines y huertas, también hay un poblado de viviendas de los trabajadores encargados del mantenimiento de la zona, pero todo ello, aunque cuidado, parece como poco visitado solamente los nostálgicos y los pescadores se acercan a este lugar.

Plaza de los FuerosLlegamos a Tudela y comenzamos a pasearla que es como  mejor se ven las ciudades, comenzamos en la Plaza de los Fueros, bellamente decoradas sus fachadas con estampas taurinas y escudos, en el centro el quiosco de la música y en un lateral la fachada de una Iglesia del siglo XVI, recorremos unas tortuosas calles en cuyas casas campean escudos señoriales que nos hablan de un pasado esplendorosoSagrado Corazón de Jesús, nos acercamos a la judería y decidimos hacer acopio de valor y subir a contemplar la ciudad desde el monumento al Sagrado Corazón de Jesús, instalado sobre las ruinas de un antiguo castillo, mereció la pena por la magnífica vista de la ciudad y  del enorme puente sobre el Ebro del que  dicen que en tiempos de los musulmanes tenía tres torres que son las que campean en el escudo de la ciudad.

Bajando la cuesta vemos la Iglesia románica de la Magdalena y seguimos hasta llegar a lo que fue la Iglesia de San Antón de la que curiosamente quedan las columnas y la cúpula todo ello abierto a la calle, desde allí observamos en una pared una hornacina de Santa Ana que es la Patrona de la Ciudad nos sorprende que tenga dos niños en sus brazos y nos comentan que son la Virgen María (su hija) y el Niño Jesús,  curioso, al lado, la románica Iglesia de San Nicolás del siglo XIII con sus correspondientes reformas que llegan hasta el siglo XVIII, y las que se merece porque está hecha una pena, seguimos paseando y llegamos al Ayuntamiento y la Casa del Almirante, por la calle del Juicio vemos la portada de la Catedral y a su derecha el Museo, lo dejamos para el día siguiente y entramos a tomar unas cazuelitas en esa misma calle.

Tudela Parece ser que Tudela es de origen árabe y la Colegiata de Santa María (más tarde Catedral), se edificó en el siglo XII en lo que fue la Mezquita Mayor, es monumental y encierra grandes tesoros como es la sillería del coro, las capillas barrocas, el Retablo del Altar mayor o la románica “Virgen Blanca”, en el anexo Museo de Tudela instalado en el Palacio Decanal se pueden admirar piezas religiosas de gran valor, azulejería y suelo de canto rodado, en una capilla que conservan restos de la cultura judía que estuvo presente en la ciudad conviviendo con árabes y cristianos como el día anterior pudimos comprobar en nuestros paseos por el barrio de  la judería.

Deja un comentario